Un aporte de sabor y salud a tus comidas

¿Por qué comer hongos?


MEJORAN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Son una fuente única de antioxidantes, de los cuales muchos no se encuentran ni en las frutas ni en las verduras. El selenio y la vitamina D contribuyen a la reparación del ADN evitando que sufra mutaciones y también, inhiben el crecimiento de células malignas que puedan ocasionar tumores. 


AYUDAN A REDUCIR EL COLESTEROL Y A CONTROLAR EL PESO

Los hongos previenen enfermedades cardiovasculares y son bajos en calorías. Esto es debido a que contienen dos tipos de fibra: los beta-glucanos y la quitina, que aumentan la sensación de saciedad y reducen el apetito. De esta forma se controla mejor el peso y la dieta es más fácil de llevar. Asimismo mejora la nutrición por el gran aporte de minerales y vitaminas D y B.

APORTAN PROTEÍNAS DE CALIDAD Y SON APTOS PARA CELÍACOS

Son un gran aliado para veganos y vegetarianos ya que reemplazan perfectamente a las carnes, aportando proteínas de calidad para el consumo humano. Además, son aptos para celíacos y mejoran los niveles de azúcar e insulina en sangre.